Noticias
Respete las normas

Una carretilla asesina arruina otra pequeña empresa

La inspección es una operación vital y económica que permite velar por los trabajadores, la carretilla y la empresa.

Una carretilla peligrosa es la causante de que un joven esté ingresado en un hospital con heridas graves, y de la ruina del empresario.

Carretillas peligrosas

Ante los tribunales del Reino Unido se presentó un caso de un trabajador de 17 años que tuvo que permanecer hospitalizado durante dos semanas después de que la pierna quedara atrapada bajo una carretilla en mal estado. La carretilla, propiedad de otra empresa y prestada durante seis meses, presentaba toda una serie de fallos, como la llave de contacto atascada y la dirección defectuosa. ¿Conduciría un coche en ese estado?

¡Por supuesto que no!

Casos como este nos recuerdan la importancia de someter las carretillas a las revisiones, que son obligatorias por ley en muchos países. Si la empresa de ingeniería en cuestión hubiese asumido que era responsable de mantener las carretillas en buen estado, no sólo podría haberse evitado el accidente, sino también las acciones legales y las sanciones impuestas.

Este desafortunado accidente podría ocurrir en cualquier lugar, incluso en sus instalaciones.

La importancia de inspeccionar las carretillas

issue_1101_st_quote.jpgAunque legalmente no es obligatorio revisar las carretillas, es algo que deberían realizar todos los usuarios de estas máquinas. Puesto que en muchos países ya se exige acreditar el mantenimiento periódico de las máquinas, formalizar este requisito en su empresa asegura el cumplimiento de la legalidad. El mantenimiento de un registro formal de las pruebas realizadas contribuye a fomentar buenas prácticas de mantenimiento, lo que a su vez garantiza la seguridad en el lugar de trabajo. En el lamentable caso de que ocurra un accidente, también permite salvaguardar los intereses de la empresa.

Además, las pruebas también tienen una repercusión económica. La planificación de revisiones periódicas ayuda a mantener el equipo en buen estado. No en vano ha invertido una suma importante de dinero en la carretilla, e implantar un programa de revisiones contribuye a proteger la inversión.

Al menos cada 12 meses es preciso realizar inspecciones exhaustivas, que estén respaldadas por revisiones más frecuentes de las piezas. Algunas carretillas necesitan inspeccionarse con más frecuencia; por ejemplo, las carretillas en que el conductor permanece de pie o las que funcionan en condiciones difíciles, como ambientes corrosivos.

¿Qué abarca la inspección?

Al menos cada 12 meses es preciso realizar inspecciones exhaustivas, que estén respaldadas por revisiones más frecuentes de las piezas. Algunas carretillas necesitan inspeccionarse con más frecuencia; por ejemplo, las carretillas en que el conductor permanece de pie o las que funcionan en condiciones difíciles, como ambientes corrosivos.

Este tipo de inspección debe reservarse exclusivamente a personal competente o a mecánicos con experiencia. Según se establece en las normas ISO/CEI 17020 (EN 45004), un organismo de inspección ajeno a la empresa debe realizar este tipo de inspecciones.

El estado general de la carretilla debe inspeccionarse cada 500 o 600 horas (aproximadamente 3 meses de uso durante un solo turno), dedicando mayor atención a:

  • horquillas
  • pasadores
  • cadenas

Estas son las piezas que sufren más desgaste y que representan una gran amenaza para la seguridad en el lugar de trabajo.

Después de 2.000 a 2.400 horas (12 meses de uso durante un solo turno) debe realizarse una inspección más exhaustiva, que incluya:

  • dirección
  • frenos (incluidos cables y freno de estacionamiento)
  • ruedas
  • chasis
  • interruptores y dispositivos de aviso
  • alimentación (incluidos fusibles, conductores, amortiguadores, catalizadores y filtros)
  • implementos

Obtener más información

Póngase en contacto con su distribuidor local de Mitsubishi Forklift Trucks para asesorarse sobre el cumplimiento de la legislación.

Inspección de carretillas

Estas son las 10 áreas clave que debe cubrir cualquier inspección exhaustiva.

  • Medidas a adoptar
  • Las inspecciones anuales son beneficiosas desde el punto de vista económico.
  • Las inspecciones exhaustivas deberían realizarse cada 12 meses, como mínimo.
  • La implantación un protocolo de pruebas contribuye a un buen mantenimiento y fomenta la seguridad.
  • No es lo mismo la inspección que el mantenimiento preventivo.
  • Elija empresas externas para que inspeccionen los equipos de manipulación de materiales.
  • Un mantenimiento deficiente de las piezas conlleva un gran riesgo para la seguridad en el lugar de trabajo.
¿Te resultó útil este artículo
No
Gracias por sus comentarios
Real Stuff. Real insights. For the Real Forklift User.