Noticias
Aumente la productividad

El problema creciente de los operarios de mayores dimensiones

En las últimas décadas, la población es cada vez más grande, entre la que se incluyen los operarios de carretillas elevadoras. Pero, ¿tienen esto en cuenta los diseñadores de las carretillas en sus cálculos?

En las últimas décadas, la población es cada vez más grande, entre la que se incluyen los operarios de carretillas elevadoras. Pero, ¿tienen esto en cuenta los diseñadores de las carretillas en sus cálculos?

Una población cambiante implica la continua necesidad de redefinir lo que consideramos ‘la norma’ en el puesto de trabajo.

Hace cuarenta años, la talla media de calzado era dos tallas menos que hoy en día. Si antes una talla 12 ó 13/46 ó 47 era poco habitual, estas tallas se encuentran ahora en la mayoría de las zapaterías.

Solo es un ejemplo… pero muy representativo de los cambios que deben tenerse en cuenta a la hora de diseñar y fabricar carretillas elevadoras. Si la población está creciendo, su espacio de trabajo también debe crecer.

Pero, ¿qué significa esto para las carretillas?

Calcular la media

Podríamos pensar que los diseñadores calculan simplemente una nueva “media”… pero esto sencillamente no funciona.

Cuando el ejército estadounidense diseñó su primera cabina de avión estandarizada en 1926, esta se basó en las medidas medias de los pilotos varones (estatura, peso, longitud de brazo, etc.). Sin embargo, esto hizo necesario seleccionar los pilotos que más se ajustaran a los criterios exactos del ‘promedio’.

Llegamos a la Segunda Guerra Mundial y siguió utilizándose el mismo plan de cabina. No obstante, con el reclutamiento de muchos más pilotos se produjo un gran número de muertes durante la formación, ya que las dimensiones limitadas de la cabina dificultaban a muchos de los pilotos el control de sus aviones.

Las investigaciones realizadas en la posguerra constataron que menos del 5% de los pilotos encajaba en la ‘media’ en tan solo un tercio de las 10 dimensiones empleadas.  Como resultado, la fuerza aérea de los Estados Unidos (recién creada como tal) comenzó a diseñar asientos, pedales, etc. ajustables… El rendimiento de los pilotos mejoró notablemente.

¿Está sentado cómodamente?

Las ventajas de la ergonomía adecuada en el entorno laboral — ya sea un avión de combate, una carretilla elevadora o una mesa de oficina — pueden ser importantes.

Un estudio realizado en 1990 que examinaba a sujetos trabajando en un entorno optimizado ergonómicamente demostró que se producía un aumento de la productividad del 17,5% respecto a entornos más precarios.

Un estudio similar en 2003 constató un aumento de la productividad del 17,7% cuando los participantes disponían de un asiento ajustable en altura y la formación ergonómica adecuada.

Pero, ¿cómo se aplica esto a las carretillas elevadoras?

Mejoras en la cabina

Para alojar a los operarios de mayor estatura de hoy en día, no solo es necesario que la cabina sea más grande y preste un verdadero apoyo, sino que también debe ser totalmente ajustable en muchos aspectos.

Con modelos como las carretillas eléctricas EDiA EX 80V y las carretillas retráctiles y retráctiles multidireccionales SENSiA, los diseñadores de Mitsubishi llevaron a cabo una investigación exhaustiva en toda Europa para ofrecer los mejores resultados ergocéntricos.

Estos se reflejan claramente en todos los aspectos de diseño de las carretillas.  Los compartimentos de los operarios son los más grandes del mercado y los escalones de acceso son bajos y anchos, lo cual es fundamental en lugares donde los conductores deben subir y bajar a menudo de la carretilla durante la jornada laboral. Además, a diferencia de casi toda la competencia, las cabinas de Mitsubishi garantizan que los conductores de cualquier estatura entren por completo en la carretilla propiamente dicha, reduciendo al mínimo el riesgo de que queden atrapados miembros entre la carretilla y la estantería. 

Los asientos con suspensión son ajustables y dan cabida a los más diversos cuerpos razonablemente posibles, ofreciendo un excelente apoyo para la espalda, a la vez que fomentan una buena postura de trabajo.

En muchas carretillas, el brazo del operario no tiene apoyo suficiente y, dado que representa cerca del 10% de nuestro peso corporal, es necesario examinarlo detenidamente. Un apoyo insuficiente puede sobrecargar la parte superior de la espalda, los hombros y el cuello.  Con el tiempo, esto puede provocar lesiones por movimientos repetitivos o daños óseos permanentes.

Por ello, Mitsubishi ha dedicado un gran esfuerzo de diseño en los reposabrazos de sus modelos EDiA EX y SENSiA.  Totalmente ajustables, garantizan un excelente apoyo desde la palma y la muñeca hasta el codo y la parte superior del brazo.  Además, las unidades cuentan con controles manuales que han ganado premios internacionales por su facilidad de uso.

¿Nuestra conclusión?

Parece probable que las formas de nuestro cuerpo continúen cambiando, y esto es algo que los diseñadores tendrán que considerar no solo para conservar el bienestar de los operarios, sino también para aumentar al máximo la productividad. 

  • Puntos de acción
  • Investigar las opciones ergonómicas de las carretillas y garantizar que los operarios entren completamente y estén protegidos dentro de la carretilla
  • Ofrecer una formación ergonómica a los conductores
  • Ponerse en contacto con su concesionario local
¿Te resultó útil este artículo
No
Gracias por sus comentarios
Real Stuff. Real insights. For the Real Forklift User.